5 señales de que tu hijo no se ha adaptado a la vuelta al cole

Colegio

La vuelta al cole puede ser difícil para algunos peques. Hay muchas cosas que puedes hacer al respecto, la principal, acompañar al pequeño en el proceso de adaptación

Elena

 

Por Elena Rodríguez Fernández
Maestra de Educación Especial y Psicopedagoga
El curso escolar ha comenzado a rodar, pero siguen siendo muchas las dudas y preocupaciones que se nos pasan por la cabeza en lo que a la adaptación de nuestro hijo o hija se refiere, especialmente si es su primer año de cole o ha cambiado de centro. Nos preguntamos si estará a gusto, si nos echará mucho de menos, si se integrará con el resto de compañeros, si comerá bien en el comedor… La principal manera de averiguarlo es observando al peque, y sobre todo, hablando mucho con él. Pero si tenéis dudas, echad un vistazo a estas cinco señales de que tu hijo no se ha adaptado a la vuelta al cole.

Cambio de carácter o actitud, tanto en casa como en los espacios compartidos con sus referentes habituales

Puede que nuestro hijo o hija se muestra especialmente irascible o irritable, pero no ante situaciones nuevas, sino ante situaciones de su rutina cotidiana y que no tienen, aparentemente, mayor relevancia. Por ejemplo: si el niño solía recoger sin problema sus juguetes después de jugar, y de pronto la hora de guardarlos se ha convertido en rabieta asegurada.

Falta de sueño o apetito

Este indicador es, quizás, el más fácil de detectar. Si observamos que desde que el niño comenzó el cole ha perdido el apetito o el sueño, entonces debemos estar alerta porque seguramente hay algo que le preocupa y que no le hace sentir bien. Por norma general, cuando los niños comienzan la rutina escolar suelen aumentar sus horas de sueño y su apetito, debido a que tienen un mayor desgaste tanto a nivel emocional como a nivel físico. Si ocurre lo contrario, puede ser señal de que anda no anda bien.

madre e hijo abrazo

Más apego del habitual

Debemos dar importancia también a este indicador, ya que en ocasiones podemos pasarlo por alto. Cada uno conocemos a nuestros hijos y sabemos si son más o menos cariños, si son más o menos dependientes, etc., y por ellos debemos ser realistas. Habitualmente, cuando recogemos al peque de la guardería o el colegio, suele mostrar un especial apego en la primera hora, porque nos echaba de menos; sin embargo, debemos observar si hay conductas que ahora hace y antes no realizaba. Por ejemplo, si vamos al parque y está pegado a nosotros durante toda la tarde, cuando antes solía irse a explorarlo todo; o si me sigue por casa allá por donde voy, cuando antes se quedaba jugando con sus cosas; o si prefiere estar en brazos o tumbado en el sofá conmigo, cuando antes no permanecía sentado ni un instante.

Mi preocupación como padre o madre es excesiva.

Este punto influye muy significativamente en nuestros hijos, ya que, aunque muchas no lo creamos, perciben también nuestra preocupación e inquietud al respecto. Si te está costando más a ti adaptarte que a él, es importante tratar de permanecer tranquila y en los momentos en que estas a su lado, disfrutar de su compañía.. Por ejemplo, si normalmente nuestro hijo o hija suele jugar con otros niños en el parque, no podemos pretender estar todo el rato a su lado solamente porque estamos preocupados por su adaptación.

Signos de tristeza o falta de interés

Por último, un claro indicador de que el peque no está bien adaptado a su nueva rutina escolar es el hecho de que muestre apatía o falta de interés por algo que antes sí lo tenía para él; o que muestre signos de tristeza evidentes, como un llanto excesivo. Por ejemplo: llanto reiterativo a lo largo de varios días al salir de la escuela, indiferencia ante su juguete favorito o apatía ante una acción que antes le encantaba.

PAdre e hijo

¿Cómo actuar ante la falta de adaptación al cole del peque?

Todo esto pueden ser señales de que tu hijo no se ha adaptado a la vuelta al cole, ya sea por el cambio de horario, de rutina, de profesores o de compañeros. Lo más importante es no agobiarnos nosotras, y no agobiar al pequeño exigiéndole una adaptación que, claramente, en el caso de nuestro peque, necesita más tiempo. Es vital respetar sus tiempos en un proceso que, dependiendo del niño, puede conllevar más o menos duración. Pero toma nota de qué hacer si nuestro hijo no se adapta al cole:

  • Validemos sus sentimientos: no tratemos de restarles valor. Es perfectamente lícito que el niño o niña sienta apatía o incluso tristeza durante unos días. ¿Cómo te sientes tú cuando vuelves de vacaciones, o cuando cambias de trabajo y llegas a un lugar totalmente nuevo?
  • Hay una acción clave por nuestra parte como padres: hablar con nuestro hijo o hija, preguntarle cómo se siente, tratar de hablar sobre lo que ha hecho hoy en el cole, cómo es su clase, cuál es el nombre de sus compañeros o a qué ha jugado en el patio. Cuantos más datos tengáis, más sencillo será averiguar por qué no se siente bien.
  • Averigüemos si hay algo que le hace sentir especialmente incómodo, si hay un punto concreto por el cual le esté resultando más difícil la adaptación al cole.
  • Si el hecho persiste, tal vez sea buena idea hablar con la tutora o tutor de clase. Preguntarle cómo percibe el tema desde su punto de vista y si hay algo que, en su opinión, podemos hacer como padres.
  • La vuelta al cole es un hecho completamente cotidiano de la vida, y como tal, está incorporado a recursos infantiles como cuentos, juguetes o pelis de dibujos que os pueden echar una mano a normalizarlo. Haceros con algún título interesante como El pollo pepe va al colegio, Siempre pienso en ti, Mamá ya viene o A Lulú le gusta el colegio. Son todos geniales.
  • Si después de valorar todo ello hay un problema que persiste, plantead la opción de buscar ayuda profesional. No hay nada de malo en ello.

Pero sobre todo, recordad lo más importante: acompañar al pequeño en el proceso de adaptación. Si hay algo que de verdad necesita nuestro hijo es sentir que estás a su lado.

¿Te ha resultado útil esta información? ¡Compártela en redes sociales!

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s