6 razones para aplicar la fisioterapia respiratoria en bebés y niños – Iria Intervención

fisioterapia-respiratoria-iria-pequeno-ensanche

La fisioterapia respiratoria ayuda a mejorar los síntomas en enfermedades respiratorias en bebés y niños, reduce  la toma de medicación y evita las recaídas

Iria Logo
Por Nuria Ramírez García
Fisioterapeuta y Osteópata CO del Equipo Iria

(Nº de Colegiada 7.536)

Hace aproximadamente un mes que ha empezado el nuevo curso escolar y, aunque no lo queramos, también llegan unos compañeros nada agradables: los mocos. Son varios los factores que favorecen el aumento de las enfermedades respiratorias infantiles, tales como bronquiolitis, neumonías, bronquitis, catarros… Nuevos virus y bacterias que hacen que los niños convivan constantemente con los mocos. Nuria Ramírez García, Fisioterapeuta y Osteópata CO del Centro de Atención Temprana y Tratamientos Psicopedagógicos Iria nos cuentan las 6 razones para aplicar la fisioterapia respiratoria en bebés y niños.

¿Qué es la fisioterapia respiratoria infantil?

La fisioterapia respiratoria para bebés y niños (o como la llamamos coloquialmente: “fisio respi”) es una disciplina dentro la fisioterapia que consigue prevenir, estabilizar e incluso curar las enfermedades o alteraciones del aparato respiratorio con el fin último de mejorar la calidad de vida de los niños y niñas, así como de sus familias. Este tratamiento va dirigido a aquellos peques que sufren algún tipo de infección respiratoria (como, por ejemplo, asma o bronquiolitis) y, en otros casos, peques con alguna afectación de la psicomotricidad (por ejemplo, parálisis cerebral infantil) que dificulte la correcta evacuación de las segregaciones.

Fisioterapia-respiratoria-bebe-Pequeno-ensanche

¿Qué beneficios tiene la fisioterapia respiratoria?

Son muchos los beneficios de la fisioterapia respiratoria infantil. Entre ellos podemos encontrar:

  • Reduce la toma de medicación.
  • Disminuye el número de recaídas.
  • Mejora el sueño y descanso del bebé (y de toda la familia).
  • Aminora la probabilidad de contagio en la escuela.
  • Reduce el absentismo escolar.
  • Evita hospitalizaciones.
  • Favorece el correcto desarrollo del sistema respiratorio del niño o niña.

Pero, ¿la fisioterapia infantil es dolorosa? Rotundamente, no. Es importante señalar que las técnicas de fisioterapia respiratoria son indoloras, sin efectos secundarios, tremendamente efectivas y con resultados inmediatos. Es, por tanto, una técnica altamente recomendable que nunca debe sustituir al tratamiento médico, sino que lo complementa haciéndolo más eficaz.

Cuándo aplicar la fisioterapia respiratoria

Se recomienda acudir a consulta con la primera aparición de los síntomas para evitar que la enfermedad vaya a más. El fisioterapeuta realizará una auscultación y maniobras para verificar dónde se encuentran las secreciones; el tratamiento consiste en realizar unas presiones sobre el tórax del peque acompañándole en su respiración; son técnicas no dolorosas y se intenta ser lo menos invasivo posible.

Es importante señalar que está contraindicado realizar la terapia si existe fiebre de más de 38 ºC y/o sibilancias (pitos en el pecho). No hay que olvidar que la fisioterapia respiratoria es un tratamiento complementario al médico, por lo que siempre se debe acudir a la consulta del pediatra en estas circunstancias.

Fisioterapia-respiratoria

Los familiares… ¿qué podemos hacer?

La familia siempre debe estar presente durante la sesión para ayudar a tranquilizar y acompañar a los peques en esta experiencia. Del mismo modo, el profesional podrá proporcionar herramientas a la familia para prevenir y mejorar el bienestar del niño como, por ejemplo, unos correctos lavados nasales, claves para mantener a raya y prevenir los temidos mocos.

¿Hay alguna manera de prevenir las enfermedades respiratorias?

Lo principal en estos procesos es la prevención, por lo que debemos tener en cuenta varios aspectos importantes:

  • Realizar un lavado de manos de forma adecuada (os dejamos un vídeo sobre cómo debe ser un correcto lavado de manos), ya que el contagio suele ser por esta vía y no por la vía aérea.
  •  Reducir el consumo de tabaco durante el embarazo y evitar fumar en lugares donde esté el niño.
  • No humedecer en exceso los espacios donde están los peques, en contra de la creencia de que es mejor humedecerlos, ya que hay estudios científicos que demuestran que los beneficios no son tantos como se pensaba en un principio. Se recomienda utilizar, en ambientes muy secos, el humidificador una hora antes de dormir siempre manteniendo una correcta higiene del aparato.
  • Evitar lugares muy aglomerados, donde haya personas enfermas y poco ventilados. Se recomienda también que la calefacción no supere los 22 ºC.
  • Para mejorar los síntomas podemos elevar el cabecero de la cama.
  • Una buena hidratación con tomas más cortas y frecuentes es clave.

Fisioterapia-respiratoria-2

¿Qué son las infecciones respiratorias? ¿Cuáles son las más comunes?

Las infecciones respiratorias son aquellas que afectan a las vías respiratorias de los niños, bien sea en la zona alta (bronquios) o en la zona baja (pulmones) del pecho. También las infecciones que afectan a las vías nasales, como la rinitis o la sinusitis. Las enfermedades más comunes que ocasionan problemas respiratorios en los niños son:

  • Bronquitis. Son muy frecuentes en los niños. Se estima que aproximadamente un 30% de los menores de 3 años padecen en algún momento un cuadro de bronquitis.  Se trata de procesos inflamatorios del árbol traqueo-bronquial originando congestión y edema de las vías respiratorias con secreción. La bronquitis suele comenzar con un catarro que según avanza va produciendo dificultad respiratoria, tos y pitos, las también llamadas sibilancias.
  • Bronquiolitis. Es la afección más habitual en niños menores de 3 años; comienza como un catarro normal de vías altas y posteriormente la mucosidad desciende al árbol bronquial. La bronquiolitis en niños y bebés es una enfermedad respiratoria aguda, en la que se afectan los bronquiolos, la parte terminal de los bronquios. Para prevenir esta enfermedad en bebés y niños, los pediatras hacen hincapié en la lactancia materna prolongada. Los síntomas habituales en el niño son: tos, aumento frecuencia respiratoria, dificultad en la alimentación y el sueño, ruidos respiratorios (sibilancias o pitos), tiraje (aumento del trabajo respiratorio), aleteo nasal, congestión, y a veces, fiebre baja durante dos o tres días.
  • Neumonía. Es aquella situación caracterizada por la presencia de pus en los alveolos (unos saquitos que se encuentran al final de los bronquiolos). Como vemos, es una infección de las vías respiratorias bajas. El niño tendrá fiebre, manifestará tos y mocos (como en cualquier infección), pero además podemos apreciar cierto esfuerzo respiratorio (lo que los médicos llaman ‘tiraje’), irritabilidad, dolor en el pecho o el abdomen y un grado variable de afectación del estado general. La manera de diagnosticar una neumonía es a través de una radiografía de tórax, donde se suele apreciar una ‘mancha blanca’.
  • Alergias. Pueden ser alimentarias, estacional, por contaminación…
  • Asma. El asma infantil es un trastorno que presenta episodios de ataques que se intercalan con períodos asintomáticos. Se caracteriza por un aumento de la sensibilidad bronquial y obstrucción de la zona. En muchas ocasiones, su origen es alérgico y produce un incremento de las secreciones y de la contracción de la musculatura bronquial. En el momento de las crisis, el aire circula con dificultad, produciendo los clásicos pitidos o sibilancias, sobre todo al expulsar el aire con sensación de falta de aire, fatiga o de sensación de ahogo y con respiración entrecortada. El asma se caracteriza por la intensidad de la tos, cuyo esfuerzo respiratorio acaba afectando a los músculos respiratorios. Por este motivo, se observa el hundimiento del esternón y de los espacios intercostales, aleteo nasal y movimientos de los músculos del cuello, así como pecho apretado, falta de aliento y sibilancias al respirar.

En definitiva, debemos tener en cuenta que, en la actualidad, hay un incremento notable de las enfermedades respiratorias. Entre un 20% y un 40% de los peques sufren algún tipo de infección respiratoria de las vías bajas, por lo que la fisioterapia respiratoria es, sin duda, una herramienta muy útil para ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestros hijos e hijas.

¿Te ha resultado útil esta información? ¡Compártela en redes sociales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s