Vuelve, a casa vuelve, por Navidad (y en sillas a contramarcha)

0
514
views

Según los expertos, “el 95% de las lesiones en accidente de tráfico son evitables colocando al niño en el coche a contramarcha, mínimo hasta los cuatro años

Iria Logo

Por Marta Burgué Salido
Directora y Pedagoga del Centro de Atención Temprana
y Tratamientos Psicopedagógicos Iria
Cada vez la Navidad está más cerca y, con ello los reencuentros de aquellas familias que durante el resto del año se encuentran a muchos kilómetros de distancia. Se puede viajar en tren, avión…, pero sin duda, el transporte más utilizado es el coche. Desde Pequeño Ensanche queremos prestar especial atención a los más peques de la casa, asegurándonos de que estas idas y venidas resulten lo más seguras posibles y así poder disfrutar al máximo de estas fiestas tan especiales. Por eso lanzamos nuestro artículo Vuelve, a casa vuelve, por Navidad (a contramarcha). Para esta ocasión, Marta Burgué Salido, directora y pedagoga del Centro de Atención Temprana y Tratamientos Psicopedagógicos Iria, nos va hablar de algo tan importante como viajar a contramarcha y las sillas a contramarcha.

 ¿Por qué viajar a contramarcha?

Como ocurre con los trucos de magia, una vez que se sabe en qué consiste, todo resulta más sencillo. Algo parecido ocurre con el viaje a contramarcha, algo que en España es relativamente nuevo. Tal y como explican los bomberos de la Comunidad de Madrid en este vídeo explicativo sobre los Sistemas de Retención Infantil, el gran problema al que se enfrentan los peques cuando viajan en coche es que la fuerza a la que se ven sometidas sus cabezas cuando hay un accidente es altísima; y así lo demuestran las estadísticas, demostrando que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir mirando hacia adelante.

Y como una imagen vale más que mil palabras, echa un vistazo a este vídeo de la campaña #DaleLaVuelta:

     ¿De qué dependen las consecuencias de un impacto de coche?

Principalmente hay tres factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de afirmar que viajar a contramarcha es más seguro que a favor de la marcha:

  • Tipo de impacto (siendo los más graves los que se producen de forma frontal y frontolateral).
  • Energía generada en un impacto (para hacernos una idea, 1 kg equivale a 32 kg en un frenazo brusco a unos 50 km/h).
  • Características del cuerpo sometido al impacto (el peso de la cabeza de los pequeños con respecto a sus cuerpos es elevado, mucho mayor que en caso de los adultos, y la musculatura de su cuello no tiene la fuerza suficiente como para contrarrestar la violencia de un impacto frontal. Ante esta situación, las lesiones en la parte alta de la columna son mucho más probables y graves).

   ¿Hasta cuándo usar la silla a contramarcha?

La nueva normativa i-Size recomienda instalar las sillas de bebé en sentido contrario a la marcha mínimo hasta la estatura de 71 cm, haciéndola extensiva hasta los 83 cm (los 15 meses de edad aproximadamente). Y aun así, es muy recomendable viajar a contra marcha incluso hasta los 105 cm de estatura (unos 4 años de edad, aproximadamente) con sillas i-Size.
sillas-de-coche-a-contramarcha-pequeno-ensanche4

¿Y cómo elijo la silla a contramarcha?

A la hora de buscar una silla de bebé para el coche primero hay que tener en cuenta puntos importantes como estos

  • Peso/estatura del bebé.
  • Tipo de anclaje.
  • Seguridad.

A modo de resumen, podríamos decir que lo más aconsejable es elegir una silla que se ajuste al grupo de tu bebé, que cumpla la normativa i-Size y con sistema de anclaje isofix (siempre que se pueda instalar en el vehículo, aunque hay que tener en cuenta que el anclaje isofix solo solo se puede instalar en sillas de hasta grupo 1. En grupo 2 se utiliza anclaje con cinturón de seguridad). No obstante, desde la página Sillas Bebé a Contramarcha, podremos encontrar unas tablas muy útiles que nos orientaran para cada caso en particular, ajustándose lo máximo posible a nuestras necesidades.

sillas-contramarcha-pequeno-ensanche-3

    ¿Qué es el anclaje isofix?

El anclaje isofix (International Standards Organisation FIX) es uno de los mejores sistemas que establece la forma en que se sujetan los sistemas de retención infantil, regulado por el estándar ISO 13216 obligatorio para los vehículos desde 2005 y que reduce considerablemente las lesiones graves de bebés y niños en accidentes automovilísticos.

Lo curioso de este sistema es que las sillas se apoyan en tres puntos al chasis del coche: dos puntos de sujeción en los asientos traseros del coche y  un tercer punto de sujeción que evita la rotación y el vuelco de la silla.

    ¿Qué silla a contramarcha puedo pedirle a los Reyes Magos?

Ahora que todo el mundo está haciendo su carta para el próximo día 5 de enero, y que los niños se juntan a veces con un exceso de juguetes, podemos utilizar el 2º Informe de Evaluación de los Sistemas de Retención Infantiles del Race para pedirle a los Reyes Magos una silla a contramarcha. ¿O se os ocurre un regalo mejor que la seguridad del propio peque? 😉

Es importante que antes de pedirla nos informemos bien sobre las opciones existentes y su valoración. Debemos tener en cuenta que no todos los sistemas de retención infantil se adaptan igual de bien a todos los coches, además de que las preferencias personales de familias son diferentes. Por eso, la compra de un asiento para los más peques no debe hacerse “a ciegas”. Puedes buscar una tienda cercana al barrio (que las hay), pedir cita, y que te prueben la silla que deseas en el asiento de tu coche. De esta manera te harás una idea de si quedan bien.

sillas-de-coche-a-contramarcha-pequeno-ensanche

 ¿Y les caben las piernas viajando a contramarcha?

¡Claro que sí! Que los peques van incómodos de espaldas a la marcha es, probablemente, un mito. Existen sillas a contramarcha en el mercado regulables en posición para dejar más espacio a las piernas de los niños cuando viajan. Y los niños aprenden a cruzar las piernas, o apoyarlas sobre el respaldo. Pero, en cualquier caso, los hablan por sí solos, y citamos los estudios: “En un impacto a 50 km/h, un adulto puede sufrir un latigazo cervical pero un menor de cuatro años se expone a lesiones medulares graves, irreversibles o fatales. El 95% de las lesiones son evitables colocando al niño en el coche a contramarcha, mínimo hasta los cuatro años”.

Puedes leer más información en este reportaje del diario El País.

¿Te ha resultado útil esta información? ¡Compártela en Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here