Escuela infantil Pekes: un soleado patio para los niños de Ensanche y Villa de Vallecas

0
1523
views
escuela-infantil-pekes-ensanche-vallecas-30 (30)2

A medio camino entre el Ensanche y Villa de Vallecas, esta escuela infantil presume de tener dos educadoras por aula, profe de inglés y un enorme patio de recreo

Pequeño Ensanche para Escuela infantil Pekes
Once y diez de la mañana de un miércoles cualquiera del mes de enero. El sol inunda el patio exterior de la Escuela Infantil Pekes, en la calle Real de Arganda de Villa de Vallecas, a un paso del Ensanche. Una docena de pequeños se afana en recorrer el patio de punta a punta en moto de plástico. Otros tantos suben y bajan con entusiasmo por los toboganes de colores que hay sembrados por aquí y por allá. Mientras, las educadoras  velan atentas el juego libre de los alumnos que protagonizan esta  escuela que abrió sus puertas en el barrio hace ya más de cuatro décadas.

El griterío invade esta caldeada estancia que, en invierno, muchas escuelas querrían para sí. Porque no es fácil encontrar un centro infantil con un patio descubierto de 175 m2 y otro más cubierto, dedicados ambos al juego libre de los peques. Como tampoco es fácil encontrar escuelas infantiles que cuenten con dos educadoras por aula. Sí es el caso de Pekes, donde para Mariví, fundadora y directora del centro, sería impensable lo contrario. Esther y Rosi, profes de la clase de uno a dos años, lo agradecen enormemente: “Así, si hay que cambiar el pañal a un peque, o alguno vomita, la otra educadora puede continuar con la actividad que estemos haciendo sin necesidad de interrumpirla”.

Además, la escuela cuenta con el inestimable apoyo de María, la teacher, que imparte clases de inglés a todos los peques de la escuela dos veces por semana. Y un día a la semana, acude también al centro una psicóloga, que pasa un ratito en cada aula para observar si hay en el comportamiento de los niños alguna característica importante que contar a las familias.

El día a día, puro experimento

La experimentación es la clave del discurrir de las aulas. “Realizamos juego heurístico”, nos cuenta Mariví. Los niños y niñas experimentan con diferentes tipos de materiales, desde la aplaudida pintura de dedos, hasta opciones más insospechadas como madejas inmensas de lana, objetos de la naturaleza, alimentos (de los que manchan mucho 😉 ) o el clásico cesto de los tesoros. Pero lo cierto es que en la escuela no hay tesoro más preciado que sus propios principios: “Lo más importante para nosotras es que los peques se encuentren queridos, respetados,  que se sientan una parte imprescindible de su clase…, que sean protagonistas de su propio aprendizaje”, sonríe con satisfacción la directora.

Lleva más de 40 años de trabajo a sus espaldas, pero la jubilación no está aún entre sus planes. De hecho, cuenta con ilusión que  el próximo curso la escuela abrirá un nuevo aula de bebés con la que hasta ahora no contaban. “Así que este verano nos toca remodelación. Habrá que rehacer por completo un aula y adaptarla a las necesidades de los más pequeños”. Un sutil brillo en el rostro la delata. No hay duda de que la dirección de la escuela siente pasión verdadera por su profesión.

Información continua para las familias

Si algo bueno tienen los grupos de Whatsapp, es que a veces nos facilitan la vida a los papás cuando tenemos que dejar a los peques en la escuela. Y es que en Pekes, las familias saben qué han hecho sus hijos cada día porque están informados a través de los grupos de clase que hace la dirección del centro. Así, la galería del grupo guarda fotos de talleres, de juegos, de cantos, y de risas, muchas risas. Incluso, puede que de alguna actividad del taller de predanza y expresión corporal que realizan algunos de los alumnos del centro. “Se trata de una actividad extraescolar que la realizan voluntariamente dentro del horario escolar los pequeños que quieren apuntarse”, narra Mariví. En ellos se trabajan las emociones, pequeñas coreografías y, por supuesto, la expresión corporal y la flexibilidad.

Días de puertas abiertas

Las familias son una parte importante de este proyecto. Por eso, papás, mamás o abuelos están invitados a venir a clase cuando quieran, a lo largo del año, para realizar una actividad en la clase de sus peques. Una vez, una mamá que trabajaba en una charcutería trajo a clase un jamón, y con él les explicó las partes del cerdo. “Imaginarás cómo se pusieron los niños a comer jamón”, nos relatan entre risas. “Así que pueden preparar un taller muy original o simplemente venir a contar cuentos. No importa qué, el peque protagonista se siente muy especial cuando es su familia la que viene al centro”, cuenta, orgullosa, Mariví.

Y así ha podido verlo Pequeño Ensanche en unas divertidas fotos de las familias representando una obra de teatro la pasada Navidad. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y estamos seguros de que, a juzgar por la estampa, en la función navideña no faltó diversión, ni emoción, ni ilusión para los pequeños. Pena habérnosla perdido. Habrá que esperar a la actuación de final de curso.

Datos prácticos

  • Dirección: C/ Real de Arganda, 32. Madrid.
  • Horario: De 8 a 17 horas.
  • Web: www.escuelainfantilpekes.com
  • Edades: De 0 a 3 años.
  • Beca de Cheque escolar: sí.
  • Admite tickets guardería: sí.
  • Teléfono: 91 332 92 37
  • Información y visitas: Cita previa por teléfono o en info@escuelainfantilpekes.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here