Escuela infantil El Duende Azul: entre el Ensanche y Villa de Vallecas

0
2092
views

Proyecto familiar, cocina casera y escuela de padres define a esta escuela infantil de Villa de Vallecas

Pequeño Ensanche para El Duende Azul
En la Escuela infantil El Duende Azul suena Bon Jovi. Y AC/DC. Parece raro, tratándose de un centro infantil, pero no lo es: hoy hay fiesta rockera en el aula de 2 a 3 años y los niños y niñas han venido vestidos de rockeros. Durante la mañana, ensayan los gestos típicos del rock, tocan la guitarra eléctrica (de juguete) y, por supuesto, bailan al ritmo de la música rockera que inunda la clase. Rebeca, la educadora del aula, está entusiasmada: los peques responden genial a cualquier día temático. Y es que así trabajan en esta escuela infantil situada en Congosto, a un paso del Ensanche de Vallecas: por proyectos. Cada día, cada estación del año, cada fiesta del calendario es una buena oportunidad para enseñar algo a los peques.

escuela-infantil-vallecas-el-duende-azul

La comida de la escuela infantil, casera

Unos metros más allá, al otro lado del pasillo, un cartel reza “En esta cocina todo lleva amor”. Lo anuncia un contundente letrero en una puerta pero, seguramente, no sería necesario: en la Escuela infantil El Duende Azul huele que alimenta. Y en Pequeño Ensanche lo hemos comprobado. Su cocinera, Diana, se afana cada día en presentar el menú con formas insospechadas que cautivan a los peques. Sabe que cualquier plato que se sirva con forma de Mickey Mouse tiene las de ganar, así que no pierde nunca la oportunidad de sacar una sonrisa a los peques con sus platos. “Hoy hay para comer crema de calabacín y pollo guisado”, cuenta contentísima a Pequeño Ensanche. Y aunque no nos da tiempo a probarlo, nos quedamos con las ganas de ver qué sugerente idea guarda la cocinera para el plato de hoy.

Lucía Corpa, la directora de la escuela, tiene clara su apuesta por la cocina casera del centro: “Da seguridad y confianza a las familias, y nos permite adaptarnos al ritmo de alimentación de cada alumno”. Y es, además, una oportunidad para fomentar el comercio de barrio, porque los proveedores de productos frescos son establecimientos vecinos de Villa de Vallecas. “Cualquier papá o mamá de la escuela puede conocer dónde compramos. La fruta nos la sirve Paco, y la carne nos la sirve Fran, carnicero del barrio”.

escuela-infantil-vallecas-el-duende-azul
15 años de escuela infantil en Vallecas

Hablar con la dirección de El Duende Azul sobre su escuela significa desgranar un proyecto de ilusión, de emoción, de entusiasmo por el trabajo que se realiza cada día. Se trata de una escuela pequeñita, familiar, con las ventajas que ello conlleva: educación más personalizada, con solo tres aulas, una para cada edad del primer ciclo de infantil. Clases de inglés a diario y como patio, una zona de esparcimiento exterior a la que salen siempre que hace buen tiempo.escuela-infantil-vallecas-el-duende-azul

El centro abrió sus puertas hace ya 15 años y Lucía asegura que recuerda a todos y cada uno de los duendes que ha pasado por la escuela, “porque todos nos han aportado algo. Recuerdo los nombres, los apellidos, cómo era, cómo dormía, cómo me hacía sentir cada niño o niña que ha pasado por el centro”, reconoce, emocionada. “Y cada día aprendo. Aprendo cosas nuevas. Trabajamos con material altamente sensible, con los hijos e hijas de otras personas. Así que sé que cada día tengo que adaptarme a las nuevas necesidades que puedan surgir, y eso es precisamente lo que más me llena de mi trabajo: que cada día es diferente al anterior”, continúa. Y lo sabe no solamente como directora y educadora; también, como madre. Porque su experiencia como madre es, probablemente, lo que más razones le ha dado para replantear ciertos aspectos de la escuela.

escuela-infantil-vallecas-el-duende-azul

Escuela de padres y madres

“Somos una gran familia, tratamos de educar desde la emoción”, nos cuentan desde El Duende Azul. Por eso han creado una pequeña escuela de padres que, de la mano del gabinete psicopedagógico del centro, o de los servicios de la Comunidad de Madrid, ofrece charlas y talleres prácticos a las familias de la escuela sobre inteligencia emocional, sobre cómo hablar a los pequeños para corresponder de manera adecuada a sus sentimientos, o sobre los temas que más preocupan: el sueño en los bebés, las rabietas, el control de esfínteres… Actividades gratuitas que ayudan a reforzar los vínculos afectivos de las familias con el centro.

Y dentro de las funciones del gabinete psicopedagógico de la escuela está también obervar y dar apoyo a los peques, por si surge alguna necesidad en el desarrollo de los pequeños. Pero no solamente a ellos: también al profesorado y a las familias, a quienes orientan y dan pautas de actuación en caso de que sea necesario.

Agenda electrónica en el móvil

Pero si de algo no se preocupan los papás y mamás de la Escuela infantil El Duende Azul es de la comunicación con las profesoras: el centro cuenta con un moderno sistema de agenda electrónica que permite a las familias recibir en su móvil notificaciones con fotos o mensajes de la escuela. “Algunos papás añoran la magia de la agenda de papel, pero enseguida le cogen el gusto a Baby Control y a ver fotitos de lo que hacen o comen sus peques cada día”, cuenta a Pequeño Ensanche su directora, Lucía.

Y es que ella, mamá de dos peques, sabe bien lo que hace. Es el primer año que no tiene a ninguno de sus hijos en la escuela, porque ya están en el cole, así que conoce bien la sensación de echarles de menos, de preguntarse qué estarían haciendo ahora. La experiencia personal es un grado. Y sin duda, un valor añadido para una escuela infantil.

escuela-infantil-vallecas-el-duende-azul

Datos prácticos


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here